inspección periódica de baja tensión

Las instalaciones eléctricas de Baja Tensión deben ser inspeccionadas de forma periódica para comprobar su estado. Esta inspección solo podrá ser realizada por un Organismo de Control Autorizado, como es el caso de SCI Control & Inspección. En nuestra empresa ofrecemos servicios de inspección periódica de Baja Tensión en instalaciones como piscinas, garajes y comunidades de propietarios.

Antes de comenzar a explicar la inspección periódica de baja tensión, vamos definir qué se entiende por instalaciones eléctricas de Baja Tensión. Estas instalaciones son todas aquellas que tengan una tensión nominal mayor a 24 V y menor o igual a 1.000 V cuando se trate de corriente alterna, o menos a 1.500 V si hablamos de corriente continua. Siempre que nos encontremos con este tipo de instalaciones, estaremos ante instalaciones de Baja Tensión y deberá realizarse una inspección reglamentaria de forma periódica, según explicamos a continuación.

Periodicidad de la inspección periódica de baja tensión

La periodicidad de esta inspección periódica en instalaciones de baja tensión vendrá determinada por el tipo de instalación, su potencia y la naturaleza de la misma.

En el caso de los garajes de más de 25 plazas, deberá realizarse una inspección inicial, así como inspecciones periódicas cada 5 años. Algo similar sucede con las piscinas y fuentes con una potencia superior a 10 kW, ya que estas instalaciones también deberán ser inspeccionadas de forma inicial y periódicamente, cada 5 años concretamente.

Los edificios de viviendas y sus zonas comunes, siempre que tengan una potencia superior a 100 kW, deberán pasar una inspección periódica cada 10 años.

Esta periodicidad de las inspecciones en las instalaciones de baja tensión viene definida por el R.D. 842/2002 de 2 de agosto, por el cual quedó aprobado el Reglamento electrotécnico para Baja Tensión.

¿Por qué deben realizarse estas inspecciones periódicas de baja tensión?

Las inspecciones en las instalaciones eléctricas de Baja Tensión se llevan a cabo con el objetivo de garantizar la seguridad, tanto de personas como de los bienes, en dichas instalaciones. En la inspección reglamentaria se verifica además el normal funcionamiento de la instalación, para prevenir así posibles perturbaciones en otras instalaciones o servicios. Las inspecciones periódicas ayudarán a asegurar la fiabilidad técnica y la eficiencia. Todo esto queda recogido en la legislación que se encarga de velar por la Seguridad Industrial.

SCI Control & Inspección, su Organismo de Control Autorizado

SCI Control & Inspección pone a su disposición nuestros servicios como Organismo de Control Autorizado. Llevamos más de tres décadas dedicándonos a la inspección y el control industrial. Ofrecemos el mejor servicio de inspección periódica en instalaciones eléctricas de Baja Tensión. A su vez, trabajamos otros servicios relacionados con la seguridad y el control de las instalaciones, como es la realización de Ensayos no Destructivos, la Inspección Industrial y los servicios de Laboratorio Metalúrgico . Si quiere conocer más información, puede ponerse en contacto con nosotros y recibir asesoramiento personalizado. Puede hacernos llegar su consulta por teléfono (+34 91 884 43 93 / +34 902 888 831), a través de correo electrónico (sci@scisa.es) o bien presencialmente visitando nuestras delegaciones. Estaremos encantados de resolver sus dudas.

Inspección periódica de Baja Tensión en piscinas, garajes y comunidades de propietarios
4.8 (96.67%) 6 votes
autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

borrar formularioEnviar