inspecciones reglamentarias para hostelería

Para que un establecimiento hostelero funcione sin ningún tipo de inconveniente, es necesario realizar inspecciones reglamentarias para Hostelería como las que hacemos en SCI.

Son análisis que tienen como objetivo asegurarse que el sitio en el que se hacen funcione correctamente y esté listo para poder abrir sin ningún problema. Aunque son muchos los aspectos que se miran en estos lugares, en este post nos vamos a centrar en una en particular: los cuadros eléctricos.

Los cuadros eléctricos en las inspecciones reglamentarias para hostelería

Lo más importante en referencia a los cuadros eléctricos instalados en estos lugares de negocio hostelero es que tienen que acreditar con garantías que son seguros para todas aquellas personas que conviven cerca (trabajadores y clientes), así como para los distintos bienes que en ellos se encuentran.

El Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión

Las inspecciones reglamentarias para hostelería que tienen que ver con el sistema eléctrico del recinto se adhieren a lo que indica la ley que lo regula. En el caso español es el Real Decreto que se aprobó en el año 2002 y que regula todo aquello que tiene que ver con la electricidad de baja tensión.

En lo relativo a lo que nos atañe, el correcto funcionamiento de los cuadros eléctricos en los establecimientos hosteleros, lo más importante a conocer es lo siguiente:

Información para las instalaciones

Teniendo en cuenta el artículo 16 del Real Decreto, en las instalaciones hay que tener en cuenta lo siguiente.

  • La instalación debe realizarse con subdivisiones, de tal manera que en caso de una posible avería, la parte afectada por la misma sea la más pequeña posible.
  • Las instalaciones deben prepararse para que las sobretensiones y sobreintensidades no las dañen. Además, deben proteger de lo relativo a acciones de posibles elementos externos a sus equipos y a sus materiales.

    En este punto se establece también que se deben indicar las condiciones bajo las que tienen que estar hechas las instalaciones para la defensa ante contactos (tanto indirectos como directos).

  • Se establecerán en las instalaciones todas las medidas en lo relativo a la seguridad de redes y usuarios, en función de cómo sean los aparatos receptores que se usen en dichas instalaciones.
  • A parte de lo ya citado y derivado de la Ley, existen una serie de aspectos concretos y relacionados con el lugar en el que está la instalación que tienen que llevarse a cabo en consonancia con el peligro derivado de un posible mal funcionamiento de dicha instalación.
esquema de una instalacion electrica en inspecciones reglamentarias para hosteleria
cuadro electrico de las inspecciones reglamentarias para hosteleria

El trabajo de inspección

Una empresa que se dedique a la revisión de cuadros eléctricos como parte fundamental de las inspecciones reglamentarias para hostelería debe tener en cuenta las siguientes situaciones:

  • Asegurarse de que todo funciona correctamente antes de la puesta en marcha por primera vez del sistema eléctrico.
  • Aquellas instalaciones que tendrán que ser inspeccionadas cada cierto tiempo.
  • El tiempo que transcurrirá hasta que se haga la primera inspección y el que pasará entre inspecciones.
  • En qué se basan las valoraciones de las inspecciones y cuáles son las medidas que se deben tomar una vez se hayan realizado.

¿Qué errores se pueden detectar en una inspección?

Cómo resultado de una inspección de estas características, las infracciones detectadas van desde las leves hasta las muy graves. Clasificándose estas de la siguiente manera.

  •  Leves. Cuando no se cumplen situaciones legales que no aparezcan en la lista de errores graves o cuando no se colabora en la manera que indica la Ley actual de Industria con las autoridades. El castigo económico puede llegar a los 3.000 euros.
  •  Graves. Hasta 10 son las posibilidades de que un error pueda ser calificado como grave en una inspección. En el punto número 2 del artículo 31 de la Ley de industria anteriormente citada se pueden ver detalladamente cuáles son. El castigo económico puede ir desde los 3.000 hasta los 90.000 euros.
  •  Muy Graves. Penadas con multas de entre 90.000 y 600.000 euros. Son aquellas consideradas graves pero cuyas consecuencias aumenten de gravedad, hasta ser calificadas como ‘muy graves’, poniendo en riesgo no solo la salud de las personas, sino también a plantas, animales, medio ambiente e incluso a los objetos.

Inspecciona tus instalaciones con SCI

Si tu empresa de hostelería necesita una revisión, no olvides que en SCI estamos acreditados para realizar estas inspecciones reglamentarias para hostelería. Contamos con los mejores profesionales (en estas y otras inspecciones como las de los ascensores, así como para la formación mediante cursos y otros muchos servicios) y con la seguridad que da ser una empresa con delegaciones en 3 continentes. Contacta con nosotros y regala a tu establecimiento la mejor inspección.

La Electricidad en las Inspecciones Reglamentarias para Hostelería
5 (100%) 5 votes
autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

borrar formularioEnviar